Blooming Blog

Ejercicio posparto

Hoy una amiga me ha hecho una pregunta que traslado aquí para que te sirva también a ti. Gracias “T” por tu confianza!

“Me gustaría que m dijeras algún consejo para la recuperación tanto del suelo pélvico como del abdomen y saber cuándo puedo empezar a entrenar normal. Mil gracias. Un besazo enorme”

7N7C3943 copiaNormalmente se dice que hay que esperar a que pase la cuarentena para volver a hacer ejercicio tras el parto y para empezar a recuperar el suelo pélvico. En esta entrada trataré de arrojar un poco de luz en el tema. Cualquier duda que te surja, no dudes en dejarla en un comentario, siempre respondo!

Primero, descansa!

Tras dar a luz, tu cuerpo de gestante va volviendo poco a poco a su estado anterior. El cóctel de hormonas que actuaba durante el embarazo empieza a cambiar. Todo esto lleva tiempo. Como sabes, es durante el descanso cuando tu cuerpo se regenera mejor. Aprovecha para descansar el máximo posible y de esta manera ayudarás a que todo fluya más equilibradamente.

Consulta a tu matrona

Como cada mujer es única, y su parto y su recuperación también, lo ideal es que le consultes a tu matrona para que te cuente sobre tu estado en particular. Ella puede hacer una valoración de cómo está tu suelo pélvico y en el caso de que tengas alguna cicatriz, la evolución de la misma.

El suelo pélvico tras el parto

Después de dar a luz, y dependiendo del tipo de parto que hayas tenido, es posible que notes que tu suelo pélvico ha cambiado… su sensibilidad, la forma de tu vulva, su capacidad de contraerse… esto es normal y el tiempo ayudará a que todo vuelva a la normalidad. Sin embargo, son muchas las mujeres que, tras el parto y sobre todo si han tenido algún traumatismo durante el mismo, experimentan estos cambios de forma continuada (después de 6 meses tras el parto). Pueden ser dolores en las relaciones sexuales, sequedad vaginal, incontinencia urinaria… Esta situación ya no es normal y no tienes por qué aguantarla!!. En este caso, el entrenamiento del suelo pélvico te ayudará muchísimo. Para comenzar a entrenar, consulta a tu matrona primero. Después, asegúrate de que sabes cómo hacerlo y en caso contrario, pide ayuda, aquí me tienes!

Vuelta a tu rutina de ejercicios

Una vez pasada la cuarentena y con el visto bueno de tu matrona, puedes y debes volver a hacer ejercicio físico. Esto te ayudará a volver a tu peso pregestacional, que es muy importante para prevenir el sobrepeso, diabetes etc. Comienza de forma gradual, haz caso de tu instinto y escucha tu cuerpo. De nada sirve que te fuerces si lo que quieres es mantener tu salud. Aunque el tema del peso es muy importante, no te obsesiones. Lo fundamental es que comas de forma saludable y te mantengas activa; si además de esto das el pecho, perderás esos kilos que has ganado de forma natural. Trata de evitar el ejercicio de alto impacto (saltos etc.) para proteger tu suelo pélvico hasta que éste vuelva a tener un tono adecuado.

¿Y los abdominales?

La musculatura abdominal durante el embarazo sufrió un cambio importante. Sus fibras se estiraron para dejar espacio a tu vientre creciente y además los dos rectos se separaron de la línea media (diástasis) dejando un espacio sin protección muscular. Es importante valorar el estado de la diástasis antes de empezar a hacer ejercicio que involucre de forma importante a los abdominales, porque existe el riesgo de protusión. Además, los abdominales clásicos (tumbarse boca arriba, con las piernas flexionadas  y elevar una y otra vez el tronco) con todas sus variantes, han demostrado ser ejercicios llenos de riesgos para la salud de tu suelo pélvico y para tu columna. Así que busca otras alternativas más saludables.

diastasis-rectos-abdomen002-1Cosas que puedes hacer desde el primer día

Desde el momento en que das a luz y siempre que te apetezca, puedes hacer algunos ejercicios que te ayudarán a sentirte mejor. Puedes realizar flexo-extensiones de los tobillos (si es con las piernas en alto mejor) para mejorar la circulación de las piernas. Puedes movilizar todas las articulaciones de tu cuerpo realizando flexo- extensiones, o círculos (muñecas, codos, hombros, rodillas, caderas, columna, cuello). También puedes hacer ejercicios de estiramientos suaves de toda la musculatura de tu cuerpo. Escúchalo y dale lo que te pide!

No te quedes con ninguna duda, pregúntame lo que te surja! Un abrazo a T y a todas!!!

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Post Parto, Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*