Blooming Blog

No te olvides de estirar!

Estiramientos

A menudo, los estiramientos son vistos como un trámite por el que hay que pasar cuando hacemos ejercicio físico. Es fácil oír comentarios como, “ya lo haré al llegar a casa”, “hoy no tengo mucho tiempo” etc. pero, afortunadamente,  también son muy abundantes los comentarios positivos de las personas que estiran: “me encuentro más ágil”, “me siento como si me hubieran engrasado”, o “desde que estiro, ya no me duele la espalda”… y es que los estiramientos tienen un montón de beneficios:

  • Nos permiten adquirir una mejor postura
  • Nos previenen lesiones
  • Nos reducen dolores ya existentes
  • Nos ayudan a movernos con más libertad

Y algo que se está estudiando… parece que están relacionados con la prevención de la PREECLAMPSIA en el embarazo!

Hace poco he publicado un artículo en gineblog que habla sobre la preeclampsia y  los estiramientos. Te lo pongo a continuación para que lo puedas leer. Además, en gineblog podréis encontrar información fidedigna de muchos aspectos relacionados con la salud  de la mujer en cualquier momento vital.

Los ejercicios de estiramiento pueden prevenir la preeclampsia en mujeres de alto riesgo

La preeclampsia es definida como un aumento de la presión arterial acompañada de edema y/o proteinuria (presencia de proteínas en orina) en la segunda mitad del embarazo. Esta condición es una de las causas más importantes de mortalidad y morbilidad perinatal y aumenta el riesgo futuro de enfermedad cardiovascular para la madre.

Los factores de riesgo para desarrollar esta condición incluyen rasgos genéticos, obesidad, ganancia excesiva de peso durante el embarazo, historia previa de preclampsia, diabetes, hipertensión y estilos de vida sedentarios. En muchas ocasiones, estos factores son difíciles de modificar, especialmente durante el embarazo. Estudios epidemiológicos sugieren que la actividad física durante el embarazo reduce el riesgo de preeclampsia en un 35% [1]. Sin embargo, un gran porcentaje de mujeres embarazadas no son suficientemente activas para beneficiarse de esta protección, especialmente en la segunda mitad de la gestación. Entre las causas más importantes por las que la mujer deja de ser activa se encuentran: las incomodidades propias del embarazo, la falta de profesionales adecuados que dirijan la actividad, el miedo de que la actividad física pueda ser perjudicial y otras barreras familiares y sociales.

Yeo y cols. [2] llevaron a cabo una investigación para comparar los efectos dos tipos de ejercicios diferentes (caminar y estiramientos) en mujeres con alto riesgo de preclampsia, que eran sedentarias y que ya habían padecido de la preclampsia anteriormente. En este ensayo clínico aleatorio, 41 mujeres participaron en el grupo de caminar y 38 mujeres participaron en el grupo de estiramientos.

Los resultados de su estudio muestran que a pesar de que el grupo que caminaba tuvo casi la mitad de incidencia de hipertensión, 22% frente un 40% en el grupo de estiramientos), la incidencia de preeclamsia fue mucho menor en el grupo de estiramientos (14,6% en el grupo que caminaba y 2,6% en el grupo de estiramientos).

Aunque serían necesarios más estudios para determinar los beneficios de los estiramientos durante el embarazo y las razones por las que puede prevenir la  preeclampsia, los resultados del citado estudio de Yeo y cols. [2] ponen de manifiesto, una vez más, que los estiramientos son una parte muy importante dentro de un programa de ejercicio físico que no debemos olvidar.

Referencias

1. Evenson KR, Savitz DA, Huston SL. Leisure-time physical activity among pregnant women in the US. Paediatr Perinat Epidemiol2004;18:400-7.

2. Yeo S, Davidge S, Ronis DL, Antonakos CL, Hayashi R, O’Leary S. A comparison of walking versus stretching exercises to reduce the incidence of preeclampsia: a randomized clinical trial. Hypertens Pregnancy 2008;27:113-30. 

 

¿Qué te parece? ¿No te entran ganas de coger una colchoneta y ponerte a estirar? Esta es otra de las razones por la que los estiramientos no pueden ser relegados a algo que hacer sólo cuando se tiene tiempo. Debe ser una parte fundamental de cualquier programa de ejercicio físico de calidad y más aún durante el embarazo!

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Embarazadas, Sin categoría, Técnicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*